Fuente de agua: elemento clave para un espacio de trabajo saludable

La salud es lo más importante y, por tanto, hay que cuidarla en todo lo que esté en nuestras manos durante todo el día, sin descuidarla tampoco mientras trabajamos en la oficina. Una manera muy fácil de contribuir a ello es beber agua durante la jornada laboral para estar correctamente hidratados. Esto, sin duda, comporta grandes beneficios en la salud y el bienestar general.

El mejor motivo para hacer pausas en el trabajo

Tan importante es beber agua como ir realizando descansos durante la jornada laboral. Por tanto, qué mejor que unir las dos cosas. Muchas veces estamos tan concentrados en las tareas que vamos realizando en la oficina que olvidamos realizar las pausas recomendadas, de modo que inconscientemente estamos perjudicando nuestra salud, ya que pasar muchas horas sentado frente al ordenador puede acabar teniendo consecuencias graves a medio y largo plazo. Para evitar este sedentarismo, algunos estudios incluso hablan de que lo óptimo es moverse cada 30 minutos.

Teniendo en cuenta los múltiples beneficios de beber agua, un motivo perfecto para levantarse de la silla es ir a beber agua a la fuente de la oficina.

¿Por qué es bueno beber agua?

No existe duda de que el agua es la bebida más saludable y recomendable, por múltiples motivos, entre ellos los siguientes:

  • Alivia el cansancio: El cuerpo utiliza el agua para eliminar las toxinas y los productos de desecho que no necesita. Así pues, cuando hay menos agua, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada, y esto puede provocar fatiga.
  • Previene el dolor de cabeza y las migrañas: una correcta hidratación evitará este tipo de afecciones, causadas frecuentemente por la deshidratación, entre otros motivos.
  • Mejora la digestión: Bebiendo agua se ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente.
  • Hidrata la piel: El agua regula la temperatura corporal, permite reponer los tejidos de la piel, la hidrata y aumenta su elasticidad.
  • Refuerza el sistema inmunológico: Estar hidratados genera una mucosa sana e hidratada que actúa como barrera frente a los virus, a los que les costará más entrar en un cuerpo con una mucosa seca e irritada.

Ventajas de tener fuente de agua en la oficina

A todos los beneficios generales de beber agua, se suman otros específicos si lo hacemos en la oficina, en una fuente de agua, durante la jornada laboral. Estos son algunos:

  • Estimula la actividad cerebral y, por tanto, la concentración de los trabajadores.
  • Contribuye a realizar una pausa en el trabajo, tal y como hemos comentado anteriormente, hecho que ayuda a aliviar el estrés.
  • Aumento del rendimiento: Con un consumo regular de agua las personas pueden ser capaces de tener mejor concentración y pueden mantenerse activas durante su jornada laboral.
  • Motivación de los trabajadores: Se trata de un servicio que no tiene ningún coste para los trabajadores, y esto siempre es un plus para que estén satisfechos con sus empleadores.
  • Se evitan las garrafas de agua: Puede resultar muy tedioso tener que cargar las garrafas de agua para reponer cada vez que se van acabando; con las fuentes de agua, en todo momento habrá disponible para su consumo.
  • Mejora el ambiente de trabajo: De la misma manera que puede ocurrir con la máquina de café, por ejemplo, una fuente de agua también puede convertirse en un punto de encuentro, aunque sea breve, con los compañeros, para entablar una conversación que ayude a reforzar las relaciones personales.
  • Mayor comodidad: los trabajadores no tendrán que preocuparse de llevar a la oficina su botella desde casa o de comprar una cuando tengan sed.

¿Cuánta agua hay que tomar al día?

Como teoría, muchos tenemos interiorizado que para mantener nuestro organismo lo suficientemente hidratado es necesario tomar ocho vasos de agua diarios, es decir, entre un libro y medio y dos al día, pero lo cierto es que la cantidad recomendable varía teniendo en cuenta diferentes factores. Por ejemplo, la cantidad de agua que necesita una mujer y un hombre no es la misma: las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los EEUU han determinado que una ingesta diaria adecuada de líquidos es la siguiente: aproximadamente 15,5 tazas (3,7 litros) de líquidos al día para los hombres, y aproximadamente 11,5 tazas (2,7 litros) de líquidos al día para las mujeres. Esto incluye los líquidos del agua, otras bebidas y los alimentos.

De todos modos, es importante remarcar también que la mayoría de las personas sanas se pueden mantener hidratadas bebiendo líquidos cuando tengan sed. Y esta sensación, así como las necesidades de cada persona para lograr una óptima hidratación, también variará en función de otros factores, que detallamos a continuación:

  • Ejercicio: Si se realiza alguna actividad que hace sudar, será necesario beber agua adicional para compensar esta pérdida de líquidos. Hay que tener en cuenta que es muy importante beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Entorno: Los climas cálidos hacen sudar y también hacen que haya que beber más líquido para prevenir la deshidratación.
  • Estado de salud: Cuando se está enfermo y se tiene fiebre, vómitos o diarrea el cuerpo pierde líquidos. En estos casos es imprescindible beber más agua y seguir las recomendaciones médicas.
  • Embarazo o lactancia: Cuando una mujer está embarazada o en periodo de lactancia, necesita más líquido para mantenerse hidratada.

Nuestras fuentes de agua

En Simex contamos con tres modelos de fuentes de agua: las dos primeras interiores, y la tercera para uso exterior, pero todas ellas con unas altas prestaciones en rendimiento, consumo y eficiencia.

  • Fuente de agua Inox pedal – 25L/H ( REF: 09016): Esta fuente de agua tiene surtidor pedal y manual, incluye filtros internos, tiene un termostato interior regulador de temperatura y es de acero inoxidable AISI 304 con acabado brillante. Además, tiene una temperatura ambiente de 30ºC; de entrada, 20ºC; y de salida, 10ºC. Su capacidad de refrigeración es de 25l/h entre 6ºC y 10ºC.

 

  • Fuente de agua Inox – 25 L/H (REF: 09001): esta fuente de agua tiene cuello de cisne y surtidor manual, influye filtros internos, tiene un termostato interior regulador de temperatura y es de acero inoxidable AISI 304 con acabado brillante. Además, tiene una temperatura ambiente de 30ºC; de entrada, 20ºC; y de salida, 10ºC. Su capacidad de refrigeración es de 25l/h entre 6ºC y 10ºC (recambios disponibles).

 

  • Fuente de agua exterior (REF: 09009): esta fuente exterior está instalada a red, con base empotrada al suelo y cuerpo atornillado. No tiene capacidad de enfriar, y su material es acero inoxidable AISI 304 con acabado brillante.

 

Otros artículos de este blog sobre fuentes de agua

El pasado 7 de junio de 2022 publicamos el artículo “Todo lo que debes saber para un correcto funcionamiento de las fuentes de agua de interior”, donde explicamos extensamente todo lo que se necesita saber sobre las fuentes de agua de interior; y sobre todo cómo realizar un correcto mantenimiento para conservar el agua lo más limpia posible.

Además, en otro artículo, “Fuentes de agua para oficinas”, del 11 de marzo de 2022, hablábamos de las ventajas de instalar una fuente de agua de interior en la oficina.

Contacta con nosotros

Si quieres realizar un pedido, tienes cualquier duda o necesitas más información sobre alguno de nuestros productos contacta con nosotros. ¡Te esperamos!